La psicología del color en el marketing

En este blog hemos abordado diferentes temas relacionados al marketing y a la comunicación; estrategias omnicanal, público objetivo, redes sociales, identidad, imagen y comunicación institucional, tiendas online, entre otros temas. Pero hay cuestiones igualmente finas -y menos visibles- que condicionan la decisión de comprar o el rendimiento de la marca. Una de ellas es la psicología del color, un tema siempre presente en las carreras de comunicación, diseño y marketing.

De carácter psicológico, pero también cultural, fenómeno de la asociación de los colores con emociones o situaciones es ineludible para el marketing. Dicha asociación tienen que ver con cuestiones de la vida cotidiana; pensemos en cómo las tiendas comerciales se tiñen de rojo la semana previa al día de los enamorados o de rojo y verde durante el mes de diciembre, antes de las fiestas de fin de año. Solo es necesario imaginar que durante la navidad los lugares decoren todo de lila, nos produciría mucha extrañeza.

Pero las mencionadas son situaciones demasiado comunes y la elección de colores para ellas no es un trabajo muy complicado que digamos. El momento en que queman las papas es cuando tenemos que pensar en el color -o los colores- de nuestra marca. La pregunta es: ¿sabes qué significan los colores en una empresa? Hoy vamos a hablar de eso.

La elección del color es fundamental para que nuestra marca lleve un color que nos represente y no contradiga nuestra identidad, es decir, la percepción que tenemos de nosotros mismos. Elegir bien el color puede ayudar a lograr un logotipo persuasivo.

Antes de seguir, debemos saber que la psicología del color es una rama de la psicología que se encarga de analizar las emociones que transmiten los colores en las personas. A partir de estos estudios, se asignan significados a los colores según el efecto que causa en la percepción y la conducta humana. Por eso, dar con el color correcto significa a su vez contar con mayores posibilidades de vender tus productos o servicios.

Veamos un poco ahora los significados de los colores.

Blanco: es el color de la pureza por excelencia. Por ejemplo, vestirte de blanco te hará ver una persona mucho más bondadosa. De esta manera, la psicología de color del blanco se asocia: limpieza, tranquilidad, paz, pulcritud.

Azul:  el azul está asociado a la confianza. De ahí su marcada presencia en el sector de la salud y en el bancario. También está presente en marcas tecnológicas como HP, Samsung o Dell. El azul, entonces, se asocia a: simpatía, profesionalismo, libertad, confianza.

Rojo: el rojo, emocionalmente, es uno de los colores más intensos. Tiene una gran capacidad para llamar la atención, por eso es utilizado en carteles de prohibición o en productos eróticos. La psicología del color rojo transmite más fuerza y energía, por lo que resulta adecuado para marcas como coches, motos, bebidas energéticas y/o deportes de riesgo. El color rojo, de ese modo, se asocia: peligro, agresividad, dinamismo, pasión.

Naranja: el naranja es un color que se percibe jovial y divertido. Si deseas construir una marca divertida, desenfadada, alegre, con un enfoque juvenil, este color es una buena opción. Por eso, este color se asocia a: juventud, dinamismo, alegría, diversión.

Amarillo: la psicología del color amarillo simboliza felicidad, diversión y simpatía. Es el color que nos recuerda a la luz del sol y por eso estimula nuestra mente, cuerpo y emociones. También es eficaz para llamar la atención porque estimula la actividad mental y física ya que representa: inteligencia, fuerza, creatividad, concentración, optimismo.

Verde: este es uno de los colores que más transmite la sensación de calma y el color de la naturaleza por excelencia. El verde se relaciona con la vida y la salud, por eso se recomienda utilizarlo en productos médicos como también de jardinería. Representa:armonía, crecimiento, esperanza, relajación.

Púrpura: el color púrpura simboliza la ambigüedad por ser el resultado de la combinación del rojo y el azul, de lo masculino y lo femenino. De ahí que sea un color relajante que transmite fuerza espiritual y sensibilidad. Es importante si quieres transmitir: ambición, reflexión, espiritualidad, misterio, meditación, sensualidad.

Rosa:  al igual que el rojo, el rosa es el color de la fuerza y el peligro; es, sin duda, el color que más se vincula con la delicadeza y la fantasía. Este color se ha vuelto culturalmente asociado con marcas cuyo público final es el femenino. Representa: dulzura, inocencia, delicadeza, feminidad.

Negro:  el color negro suele transmitir sensaciones negativas, pues se relaciona con la muerte, asociación que es mejor evitar. Sin embargo, puede ser utilizado para comunicar: autoridad, fortaleza, elegancia, formalidad.

Gris: es uno de los colores más neutrales de la lista. Muy utilizado en la tipografía de los logos, su carácter neutro se complementa muy bien con la mayoría de los otros colores. En algunos casos también se ve representado en marcas de tecnología o coches como Apple o Nissan ya que puede transmitir la sensación de metalizado o cromado. El gris transmite: autoridad, respeto, estabilidad, sobriedad, tenacidad, tranquilidad. Por otro lado también representa conformismo, duda y melancolía.

Ahora cuentas con más información sobre la psicología del color en el marketing y sobre cómo afectan nuestro comportamiento. Esta es una herramienta importante a la hora de elaborar estrategias que buscan captar la atención de tu público objetivo no solo por el mensaje sino también por las sensaciones que transmiten los colores. 

Tags: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *