Influencers y comercio electrónico

Nota publicada en Tienda UNE

Buen día, suscriptores y lectores del blog. En esta entrega vamos a explorar los puntos de contacto entre los influencers y el comercio electrónico a la luz de las potencialidades de este cruce y las nuevas tendencias que emergen. Además, contaremos con el testimonio del Zorrito Martínez, influencer santiagueño que nos contó brevemente su experiencia en este terreno.

Comencemos con un dato más que elocuente: en los últimos cinco años, el sector del marketing de influencers ha aumentado su valor veinte veces. A lo largo de este tiempo, para muchas marcas, los influencers se han vuelto una parte esencial de la estrategia de ventas. En algunos casos, esto se debe a que aquellos que han profesionalizado su labor alcanzaron un manejo óptimo de las funcionalidades que permiten las redes sociales. 

De tal modo se ha vuelto un hábito el comercio electrónico, y es tal el auge de los influencers, que aparecen nuevos conceptos para explicar lo que está sucediendo. Uno es el de microinfluencers, que son aquellos líderes de opinión que han logrado establecer un grado notorio de proximidad con sus seguidores, con quienes han logrado a su vez legitimarse como personas autorizadas para evaluar ciertas marcas y sugerir su consumo o no. Por esa razón, las marcas recurren cada vez más a ellos.

Seguramente se preguntarán qué es lo que respalda el trabajo de los influencers. Muy simple: los datos. La evolución en analítica de datos ha acompañado la misma evolución del marketing. Y las herramientas a disposición en las redes sociales permiten medir el valor del trabajo de los creadores de contenido.

También es de destacar que la tarea de los influencers, o micro-influencers, en tanto líderes de opinión y prescriptores de consumo, los ha llevado también, cuando se han profesionalizado, a consolidarse como asesores estratégicos de marcas.

Para hablar sobre este trabajo en Santiago del Estero, contactamos al Zorrito  Martínez, a quien le preguntamos cuándo empezó a trabajar de esto y si se siente realmente identificado con la etiqueta:

“No sé cuando empecé a trabajar como influencer, porque no sé cuándo empecé a serlo. Quizás me identifico más como un productor de contenidos o como comediante. Pero la cultura de las redes sociales me llevó a etiquetarme como influencer. En el año 2017, cuando IG comenzó a meter fichas a las historias, se abrieron puertas para que muchos influencers puedan trabajar por canje, y de esa forma se fue consolidando este nuevo oficio, porque fue una vía para que obtengamos remuneración.”

Luego, al ser consultado por su experiencia en este trabajo, respondió:

Mi experiencia en este rubro ha sido variada. No solo he trabajado con las redes sociales, sino que también, a partir de las interacciones que generan mis contenidos, surgió la posibilidad de trabajar en programas de medios tradicionales. O también, otro ejemplo, junto a Oshko (otro influencer), nos invitaban a boliches y otro tipo de lugares. Y nos pagaban solo por hacer presencia. Algo que tiene más que ver con las celebrities, jaa. Pero en mi caso, por lo general he trabajado y trabajo con diferentes empresas que me contratan como influencer. Trabajé con empresas como Brahma, para una campaña nacional, o con Secco. Pero también trabajo para emprendimientos nuevos. Por ejemplo, aparecen las apps, las tiendas online, entre otras cosas, que también nos contratan y precisan de nuestros servicios para salir a competir y posicionarse en el mercado”.

En líneas generales, consideramos importante resaltar que el trabajo con influencers, como con cualquier otra herramienta del marketing, requiere de planificación estratégica, el respaldo de los datos y el apoyo de diferentes recursos. Asimismo, un influencer profesionalizado es alguien que no solo sabe crear contenido, sino que conoce y tiene cierto dominio de las funcionalidades de las redes sociales, y que además cuenta con la capacidad para interpretar las necesidades de sus clientes y de asesorar a nivel estratégico. 

Las empresas deben ser inteligentes para identificar los prescriptores adecuados, aquellos que potencialmente pueden promover una mayor cantidad de ventas. De cualquier modo, es innegable que estos sujetos son piezas relevantes para explicar el auge del comercio electrónico, hábito que llegó para quedarse.

Tags: , , , , ,