Las razones estratégicas del uso del Email Marketing

Ya la semana pasada le dimos vueltas al tema del marketing directo. Ahora le damos continuidad hablando de forma más concreta de una de sus acciones más recurrentes: el e-mail marketing. Esta acción se define por el envío de correos electrónicos a una lista de contactos preestablecida, conformada por clientes potenciales o prospectos. De ese modo, tiene distintas finalidades: enviar mensajes para conquistar nuevos clientes, fidelizar con los actuales, interactuar con distintos contactos, aumentar las ventas, confirmar órdenes de compras, entre otras cosas.

Su utilización dentro de las estrategias de marketing se ha consolidado, pues se ha acordado que representa un gran método para generar lazos sólidos de forma rápida con tus potenciales clientes. Pensemos en todas las ventajas que mencionamos en la anterior nota sobre marketing directo.

Ahora echemos mano a algunos datos, porque hay aspectos del email marketing que resaltan su valor estratégico. El primero es que, cuando hay una buena planificación, supervisión constante y buena ejecución, este método puede generar más conversiones que las mismas redes sociales. El segundo aspecto es su personalización, el mailing masivo permite que hables directamente a tus potenciales clientes, lo que abre una nueva gama de emociones. El tercer aspecto es que el email marketing puede aumentar ventas cruzadas o promover el up selling (ventas adicionales tras concretar una primera venta). Al actualizar a tus clientes acerca de tu catálogo puedes dar a conocer nuevos productos y generar nuevas ventas. El cuarto aspecto es que este método es accesible, pues te permite llegar a personas que no necesariamente se sienten a gusto con el uso de internet. Pero todos, por trabajo u otras cuestiones, tienen un correo. El quinto aspecto es que el vínculo directo, constante y duradero permite que permanezcas en la mente de tus clientes. Un sexto aspecto es la inmediatez, en cuanto cuentes con novedades puedes dar aviso a tus clientes. En esos casos, mejor brindar información personalizada de acuerdo al perfil del cliente, para aumentar la probabilidad de ventas. 

Pero cuidado, sería sumamente problemático que pienses que enviando contenido basura a todas horas podrás aprovechar esta herramienta. Cuidado con el spam. La base de datos debe estar conformada por contactos que hayan ofrecido el consentimiento de recibir estos correos. Los sistemas opt-in, por ejemplo, sirven para que tus clientes se registren voluntariamente a tus correos. 

Estos son los tipos de correos electrónicos que puedes generar:

Ocasionales: se adaptan al ritmo de tu negocio y se envían solo cuando es necesario. No tienen una periodicidad definida e incluyen los newsletters, que contienen noticias y novedades de tu empresa y/o un resumen con lo mejor de tu blog. Su objetivo es que estés en la mente de tus clientes y que generes en ellos inspiración. Y también incluyen las campañas enfocadas en ventas, que pueden estar conformadas por entre 3 y 10 correos, que se envían durante varios días o semanas. Se realiza durante fechas especiales, como en el día de la madre.

Automatizados: estos correos te ayudan a ahorrar tiempo y dinero. Se personalizan teniendo en cuenta la información que tienes sobre un contacto. Estos mails no dependen de que nadie haga clic en enviar, los mismos se programan con contenido específico. Estos incluyen a los correos transaccionales, que se envían luego de una transacción para confirmar reservas, compras o dar bienvenidas. Y también incluyen a los correos de marketing automation, que contienen información determinada por las acciones que realizan los destinatarios. 

Finalmente, vamos con algunos consejos:

  1. Es bueno utilizar software de email marketing. Esto te permitirá asegurarte que tus correos lleguen a destino y que puedas ejecutar campañas con facilidad. Además, con un software puedes administrar las suscripciones a tus correos y seguir las estadísticas de los mensajes enviados.
  2. Siempre chequeá los resultados, interpretá los datos y las estadísticas de tus correos y campañas. Este análisis te brinda una idea más acabada de los objetivos cumplidos y el perfil de tus públicos, determinante para tus futuras acciones.
  3. Una vez que tu lista de contactos haya crecido, es bueno armar diferentes grupos de acuerdo a intereses detectados, etapas de compra, edad, entre otras cosas.
  4. Buscá un buen diseño que priorice por sobre todo la legibilidad del mensaje y personalizá los mensajes.

Espero que esto te haya servido. Hasta la próxima semana.

Tags: , , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *