Protegé tus cuentas de los hackers

La administración de tus páginas en las redes sociales es un componente esencial de tu negocio. Inviertes tiempo y dinero, y a veces puedes conseguir resultados increíbles si haces las cosas bien. Sin embargo, existe el riesgo de sufrir un hackeo y perder el trabajo que has hecho. Por esa razón, trabajar en la seguridad de tus cuentas es, en definitiva, trabajar en la seguridad de tu negocio.

Aquí te dejamos algunos consejos para que los tengas en cuenta.

Lo primero que debes considerar es que en internet, a medida que más cuentas tenemos en sitios webs y plataformas, nuestra identidad está más expuesta. Y si no aparece tu nombre, se puede identificar tu IP. Es importante, sin entrar en paranoias, que sepas que puedes ser blanco de un hackeo aunque digas que no tienes nada que ocultar.

En segundo lugar, piensa bien al momento de hacer tus contraseñas. Son más convenientes las contraseñas largas, intenta que tengan la mayor cantidad de caracteres posible. Otro tip importante es que armes claves diferentes para cada sitio. Si te resulta difícil recordarlas, puedes utilizar gestores como Buttercup, Bitwarden, LessPass o LastPass, que son fáciles de usar y te garantizan seguridad.

El gestor de contraseñas te permite, a partir de la creación de una contraseña madre, administrar el resto de tus contraseñas, generando de ese modo contraseñas aleatorias para todos tus sitios y redes. La contraseña maestra, fuerte, rica en números, letras y mayúsculas, te protegerá de los intrusos.

En tercer lugar, uno de los problemas del ingreso a cuentas es que solo nos pide usuario y contraseña, no nos pregunta si de verdad somos quien decimos ser. Es decir, carecemos de lo que se conoce como autenticación de dos pasos. Para suplir esto, existen aplicaciones como Google Authenticator o Authy 2FA, que se conectan al servicio que quieres proteger y cada cierta cantidad de tiempo generan una cantidad de números que te permiten entrar a los servicios vinculados. Como sos el único en acceder a estas apps, tu seguridad aumenta, ya que es el último paso para ingresar a tus cuentas.

Finalmente, el último consejo que te dejamos es que confíes en tu sentido común. De la misma manera que tratas de perder a un desconocido o alguien que percibes que está siguiéndote en la calle, debes cuidarte en internet. Pero en este caso, debemos aprender a detectar los patrones que nos indican que están intentando hackear tus cuentas. Una forma muy común es el phising, que se presenta vía redes sociales, correos electrónicos o anuncios publicitarios. Un click en esta trampa puede hacer que te roben credenciales, accesos a cuentas de correo, redes o homebanking ¡Una catástrofe!

Algunas de las frases que te permiten identificar el phising  en los mensajes que te llegan son las siguientes:

“Encontré unas fotos, creo que son tuyas, haz click aquí para verlas”, “aprovechá esta promoción, Netflix gratis por un año”, “Netflix a 1 dólar al año”, “requiere comprobar sus credenciales de banca en línea mediante este enlace”, “descarga x película gratis por el siguiente link”.

En resumidas cuentas, desconfiá de todos los vínculos que te resulten sospechosos, sobre todo los que vienen en enlaces acortados por bit.ly. No hagas clics en enlaces desconocidos. Cuidá tu trabajo y tus proyectos.

Tags: , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *